Una glaciación económica sobre Cataluña

esteladanieve

Me ha costado mucho escribir sobre este asunto pero al final he superado la desidia de la contingencia y locura actuales y animado por mi amigo Rafa, Presidente de Posmodernia, finalmente me decido a abordar un asunto como éste que sin duda está en las primeras fases de una crisis económica de incalculable consecuencias.

Creo que el título es de lo más elocuente para comprender lo que se cierne sobre Cataluña …. un largo y cruel invierno económico que alcanzará el rango de Glaciación y la cuestión es definir, concretar y delimitar a los agitadores de este frío helador que asolará la economía catalana.

Ya estamos viendo los primeros efectos; la huida masiva de empresas, el desplazamiento de profesionales a zonas más seguras, la ingente fuga de capitales, la descapitalización de todo un territorio que en otros tiempos fue una zona pujante y esplendorosa, la violencia de los elementos más radicales del independentismo campeando unos barrios abandonados al desorden, una casta política subvencionado que vegeta sobre el esfuerzo común de los españoles, una prensa agitadora del odio que es inmune al 155 (y no solo me refiero a TV3 sino sobre todo a La Sexta), una jerarquía católica que ha apostatado de su obligación pastoral para ser vulgar correa de transmisión del independentismo más radical, un funcionariado docente que sólo sirve para alimentar de infinito odio contra España las cabezas de los niños catalanes, huelgas irresponsables que impiden los precisos desplazamientos para hacer frente a las obligaciones profesionales, familiares y laborales, un crecimiento descontrolado del desempleo entre los trabajadores catalanes, los “Panama and Paradise Papers” a tope entre la élite política catalana que evidencian que han sacado fuera de España los dineros de su corrupción, un creciente turismo nacional e internacional que da la espalda a Barcelona y a otras zonas turísticas, unos alumnos Erasmus que ya no quieren ir a estudiar en Cataluña porque perciben un conflicto en ciernes, etc etc….

Cataluña ha sido además por culpa de los sucesivos Gobiernos de Madrid un campo abonado a la corrupción y al saqueo de las cuentas públicas a lo largo de todo el proceso del periodo democrático de los últimos cuarenta años y ahora se ha desencadenado todo ese círculo vicioso que aboca a una glaciación oscura y terrible sobre Cataluña y que pondrá en jaque la propia existencia de España.

Como economista debo decir que aquello tiene muy mala pinta; toda la Banca ha huido de Cataluña, ya no quedan empresas financieras que puedan dinamizar aquella economía local, sólo quedan de momento las grandes empresas operativas por las dificultades que ocasionaría el desmantelar fábricas o instalaciones y desplazar su personal, cosa que se hará sin duda llegado el momento si esas empresas quieren sobrevivir …. Esta sería la segunda fase de la Glaciación, lo que afectará a las industrias auxiliares y los trabajadores autónomos, que sin ese nervio industrial-operativo se verán obligados a emigrar a otras zonas de España y de Europa en búsqueda de prosperidad, lo que significará entrar en la tercera y definitiva fase de la Glaciación catalana.

En este momento, la población será abandona a sus desgracias y penurias, porque no habrá tejido económica capaz de cubrir sus necesidades sociales … sólo quedará en pie TV3, los alcaldes con sus varas de mando alicaídas, las sucias milicias de la CUP imponiendo su violencia y extremismo entre los pacíficos ciudadanos, doscientos miles funcionarios a los que no se podrá pagar, unos hospitales desbordados y sin medicinas, los colegios e institutos sin apenas alumnos, etc. etc.

Toda la élite catalana y española son responsables de esta Glaciación porque la han promocionado o consentido; son muchas las empresas españolas grandes las que han pagado el 3% o más en formas de comisiones por la adjudicación de obras públicas, los medios de comunicación que han contemporizado con el sectarismo “indepe”, los banqueros catalanes que han colaborado con los fines de los secesionistas, los obispos que han callado frente a las injusticias cometidas contra los que aman a España, los catedráticos nacionalistas que han remado en las orillas de las mentiras, etc. etc.

Si de verdad queremos que el Sol de una economía próspera vuelva a brillar sobre esa tierra catalana tan querida es preciso una acción determinada y encaminada primero a cerrar TV3 y todos los terminales independentistas y a garantizar que no haya un solo altavoz “indepe” en todo el Mundo, enviar al Barca por un par de años a tercera división, hasta que sepan apreciar y respetar lo que significa jugar en la Liga Española, enviar a todos los Obispos catalanes sin excepción al Vaticano con prohibición de que pisen territorio español durante diez años, cerrar las Universidades catalanes por un periodo no inferior a cinco años … hay que devolver las riendas del poder en Cataluña a los catalanes que realmente han defendido a España en estas últimas cuatro décadas y que conocen la raíz del problema … que Rajoy o Soraya o Pedro Sánchez sean los llamados a llevar esas riendas ahondará aún más el problema porque lo desconocen en su mayor parte y porque lo poco que conocen no tienen el valor de afrontarlo.

Cataluña sólo saldrá de esta Glaciación si es capaz de reconciliar su existencia con España, de cesar en sus malas prácticas y volver a la senda de la honradez y ejemplaridad, limpiar sus ayuntamientos y calles de “indepes” que abrevan en las cuentas públicas, adecentar sus púlpitos y templos religiosos de falsos apósteles, desconectar para siempre aquellos terminales de comunicación que propaguen ideas contrarias a la Unidad de la Nación y de prohibir partidos políticos que alentando un falso victimismo sólo son agencias de colocación de jetas, payasos como Puigdemont y delincuentes.

Cataluña y Madrid necesitan una mano dura que enderece todas y cada una de sus erráticas políticas sobre la forma de abordar la cuestión secesionista catalana porque un largo Invierno Económico acaba de llegar y sólo habrá Primavera en Cataluña que renazca en el futuro cuando se solucionen de verdad los problemas estructurales mencionados.

Top