La repercusión del Brexit en Andalucía

brexitandalucia

Las vinculaciones sociales y económicas que Reino Unido mantiene con la región andaluza hacen necesaria una actuación, a modo de anticipación por parte de la administración autonómica, de cara paliar los futuros efectos socioeconómicos de la salida de UK de la Unión Europea.

El análisis de las consecuencia de la salida y el inicio de la toma de medidas debería haber comenzado durante la última legislatura socialista de la Junta de Andalucía, sin embargo, no se ha producido todavía, ni en la anterior ni en la presente legislatura este análisis estructural, sosegado, serio y profundo, y por lo tanto tampoco se han tomado acciones concretas en este sentido.

Desde el respeto a la decisión soberana que ha adoptado el pueblo británico, nuestra principal preocupación debe focalizarse en que esta decisión afecte lo menor posibles a los intereses españoles. No obstante, nuestros políticos están más pendientes de apoyar las intromisiones de la Comisión Europea en las decisiones soberanas de los Estados que en intentar anticiparse a las consecuencias que afectaran dentro de nuestras fronteras.

Una vez más defendemos desde esta paginas la independencia y la soberanía de los estados miembros de la unión europea apostando por el blindaje del artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, al mismo tiempo que exigimos a nuestros administradores públicos altas miras para los problemas que se nos avecinan.

Seguramente los Británicos han tomado esa decisión soberana por el rumbo que ha adoptado la UE en los últimos años. Hoy la UE se ha convertido en un costoso aparato burocrático con déficit democrático, híper regulación y un intervencionismo avasallador de las soberanías nacionales.

España no debería pretender salir de la UE ni destruirla. Se trata de reformarla manteniendo las libertades y apostamos por el control estatal de las fronteras, la cooperación voluntaria de los Estados en la protección del Espacio Schengen y por incrementar la lucha contra el islamismo radical salafista, una Europa de libertades individuales y familiares frente al totalitarismo de género.

España debe apostar por una Europa que favorezca la competitividad de nuestros productos agrícolas, pesqueros o industriales, frente a la entrada de artículos de terceros países; y que proteja el empleo de los nacionales en lugar de favorecer con efectos llamada la inmigración masiva e ilegal. Una Europa que respete la soberanía fiscal de los Estados y nos permita bajar Impuestos y liberar a trabajadores, autónomos y empresarios, que bastante tienen con luchar cada día por su trabajo y sus familias

En definitiva, una apuesta por una Europa de naciones soberanas que cooperan voluntaria y libremente para ayudarse en los problemas comunes ante los retos exteriores; y no por la Europa de los burócratas y el despilfarro.

Europa, la Unión, ha de recuperar el ímpetu y la fuerza del espíritu fundacional. Y ello sólo será posible si los Estados miembros, naciones soberanas, recuperan el protagonismo que las sobrepobladas instituciones comunitarias les han querido hurtar.

EFECTO DEL BREXIT EN ANDALUCIA

Situación e impacto

1.- Cerca de 80.000 británicos están actualmente residiendo en Andalucía. Solo en la Costa del Sol malagueña se encuentran registrados más de 65.000 residentes británicos, la mayor parte de los cuales son jubilados.

2.- El Reino Unido es el principal mercado exterior de turistas a Andalucía con más de 2.8 millones de turistas.

3.- Más de 17.000 andaluces residen en el Reino Unido.

4.- 2.300 millones en exportaciones andaluzas en 2018.

5.- Los españoles trabajadores en Gibraltar son cerca de 10.000.

6.- La retirada del Reino Unido tiene también especial relevancia por los efectos que la misma puede ocasionar en el Campo de Gibraltar, un territorio especialmente ligado desde un punto de vista social y económico con Gibraltar.

7.- El Banco de España calcula que en el caso de que se produzca un Brexit sin acuerdo, el crecimiento de la economía española se reduciría en algo más de ocho décimas al cabo de cinco años. Unos 9.000 millones de euros.

8.- La reducción del nivel de empleo sería similar, con pérdidas acumuladas de hasta 0,8 puntos porcentuales en cinco años.

9.- El 70 por ciento del impacto total sobre la economía española correspondería a las consecuencias directas sobre el comercio bilateral, mientras que el resto vendría explicado por el efecto del Brexit sobre el resto de socios comerciales de España, dentro de la UE. En términos de los componentes del PIB, el mayor impacto sería para el avance de las exportaciones, que podrían restar alrededor de 2,65 puntos porcentuales.

10.- Posiblemente los efectos en Andalucía serían bastante más elevados que en el resto de España, el Brexit durante el primer año puede suponer una reducción del PIB andaluz de 0,2 por ciento o, en el peor escenario, 0,7 por ciento, lo que, en términos absolutos supone un impacto negativo de entre 500 y 1.100 millones de euros.

11.- Uno de los efectos más claros se puede producir sobre las relaciones comerciales. Hay 1.086 empresas andaluzas que exportan sus productos a las islas británicas, de las que 600 son exportadoras regulares (más de cuatro años seguidos de exportaciones), según datos de Extenda, la agencia pública de promoción exterior.

12.- Las exportaciones andaluzas a Reino Unido sumaron 2.282 millones de euros, mientras que las importaciones apenas alcanzaron los 1,38 millones, por lo que Andalucía mantiene una balanza comercial saneada con el país británico.

13.- Reino Unido es el cuarto mercado de las exportaciones andaluzas, con el siete por ciento del total; mientras que Andalucía se posiciona como cuarta comunidad exportadora de España a Reino Unido, con el 12 por ciento de las ventas nacionales, a sólo dos décimas de la tercera que es la Comunidad de Madrid.

14.- Andalucía exporta en primer lugar frutas frescas, con 382 millones de euros, el 16,7 por ciento del total y una subida del 4,8 por ciento el pasado año; seguidas de aeronaves y vehículos espaciales, con 369 millones, el 16,2 por ciento del total, pese a la bajada del 49 por ciento interanual; seguido de legumbres y hortalizas, con 363 millones, el 15,9 por ciento y alza del 1,5 por ciento. En cuarto lugar están aparatos y materiales eléctricos, con 193 millones, el 8,5 por ciento; seguidos de aceite de oliva, con 132 millones, el 5,8 por ciento; fundición, hierro y acero, con 93 millones, el 4,1 por ciento; combustibles, con 74 millones, el 3,2 por ciento; manufactura de piedra y yeso, con 62 millones, el 2,7 por ciento; y conservas de verduras y frutas, con 51 millones, el 2,2 por ciento; y bebidas, con 49 millones, el 2,1 por ciento.

15.- Productos importados desde Reino Unido: Combustibles y aceites minerales, con 300 millones, el 28,9 por ciento del total y con un crecimiento del 72 por ciento; aeronaves y vehículos espaciales, con 114 millones, el 11 por ciento, que multiplica por 12 su dato con un alza del 1.063 por ciento; y fundición, hierro y acero, con 110 millones, el 10,6 por ciento, que crece un 15,3 por ciento.

16.- Exportación por provincias: Sevilla es líder en ventas a Reino Unido, con 664 millones, el 29,1 por ciento del total a pesar de una bajada del 36 por ciento en 2018; seguida de Cádiz, con 515 millones, el 22,6 por ciento y crecimiento del 13,7 por ciento; y Almería, con 433 millones, el 19 por ciento que sube un 7,1 por ciento. En cuarto lugar está Huelva, con 345 millones, el 15,1 por ciento; seguido de Córdoba, con 94 millones, el 4,1 por ciento; Granada, con 86 millones, el 3,8 por ciento; Málaga, con 73 millones, el 3,2 por ciento; y Jaén, con 70 millones, el 3,1 por ciento.

Ante esta situación observamos perplejos como la Junta de Andalucía no ha adoptado ninguna mediación activa para mitigar el efecto que se va a producir en los próximos meses… a modo de ejemplo vemos lo siguiente…

Turismo. La Junta no ha tomado ninguna medida para evitar la posible bajada de visitantes turísticos desde Reino Unido por efecto del Brexit, teniendo presente que el Reino Unido es el principal mercado exterior de turistas a Andalucía con más de 2.8 millones

Residentes. La Junta no ofrece alternativas para conseguir retener la posible huida de los cerca de 80.000 británicos, la mayor parte de los cuales son jubilados, que están actualmente residiendo en Andalucía.

Trabajadores del Campo de Gibraltar. Sigue sin existir una solución del reconocimiento de las prestaciones por desempleo en los periodos cotizados en Gibraltar antes y después de la fecha de retirada de Reino Unido de los más de 9.000 españoles residentes en el Campo de Gibraltar y que cada día se desplazan a trabajar al Peñón.

Aduanas. No hay ningún tipo de coordinación con la administración general del estado en materia aduanera con el fin de facilitar la exportaciones andaluzas una vez que se haya retirado Reino Unido.

Productos alimenticios y agricultura. La Junta de Andalucía no prevé ninguna actuación para paliar la incidencias que sufrirán nuestros agricultores hasta que se adapten a la nueva situación de Reino Unido como tercer país y se firmen acuerdos específicos en base a los controles de tipo sanitario, fitosanitario o de calidad comercial.

Sobre todo teniendo en cuenta que las frutas frescas, las legumbres y hortalizas y el aceite de oliva son parte de nuestras principales exportaciones…

Pesca No se ha puesto en marcha ninguna contingencia por parte de la Junta de Andalucía para nuestra flota en tanto no se negocie un acuerdo pesquero.

Productos químicos. No se está previniendo del control de los productos fitosanitario de cara a un normal abastecimiento de nuestros agricultores.

Medicamentos. El problema de desabastecimiento de medicamentos es una realidad en la farmacia andaluza, en parte propiciada por el futuro efecto del Brexit. Sin embargo, no han establecido mecanismos de bioequivalencia para permitir que los pacientes tengan continuidad con sus tratamientos afectados por el brexit.

Contratación pública No se ha habilitado ningún mecanismo desde la Junta de Andalucía para los concurso de licitación pública en los que participan empresas de Reino Unido.

Clima: derechos de emisión. No se prevé ninguna implicación para gestionar las empresas andaluzas suministradoras de HFCs a Gibraltar. Sabemos que las ventas estarán exentas del sistema de cuotas establecido para la reducción gradual de gases refrigerantes sintéticos fluorados de efecto invernadero (gases HFC), y tendrán que declararse a la Comisión Europea como exportación siempre que sobrepasen, junto a otras ventas realizadas fuera de la Unión Europea, el umbral anual de 100 toneladas de CO2 equivalente.

Transporte terrestre y marítimo. No se coordinan protocolos para controlar a los buques con pabellón británico o de Gibraltar que viene realizando navegación de cabotaje regular o no regular.

El cabotaje consiste en el transporte de personas, mercancías o equipajes entre diversos lugares del territorio de un estado (puertos, aeropuertos, etc.) sin abandonarlo, y operado por una empresa de transporte extranjera.

Traslado de residuos. La Junta de Andalucía no ha solicitado a la administración general del estado un plan de contingencia en relación al vertedero de San Roque donde tira la basura Gibraltar.

Recordemos que hasta la fecha, de acuerdo al artículo 12.4, de la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, correspondía a las Comunidades Autónomas el otorgamiento de la autorización del traslado de residuos desde o hacia países de la Unión Europea, regulados en el Reglamento (CE) n.º 1013/2006, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de junio de 2006, así como autorizar los traslados en el interior del territorio del Estado, y el ejercicio de la potestad de vigilancia e inspección, y la potestad sancionadora en el ámbito de sus competencias. Con la salida de Reino Unido de la Unión Europea y convertirse en un tercer país, será  la Administración General del Estado, en particular el Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental, tal y como queda recogido en el artículo 12.3 de la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, quien deberá autorizar los traslados de residuos desde o hacia terceros países no pertenecientes a la Unión Europea así como ejercer las funciones de inspección y sanción derivadas del citado régimen de traslados, sin perjuicio de la colaboración que pueda prestarse por la Comunidad Autónoma donde esté situado el centro de la actividad correspondiente.

Top