La Farmacia en España: Un modelo de asistencialidad universal

farmaciarural

 

El modelo farmacéutico español siempre ha estado cuestionado desde la socialdemocracia y desde las multinacionales. Los unos intentando convertir las oficinas de farmacia en meros funcionarios dispensadores de fármacos con cargo a los presupuestos generales, y los otros, intentando la ruptura del modelo con el fin de permitir la entrada en España de grandes cadenas multinacionales que conviertan la asistencialidad en un mero mercadeo de grandes superficies…

El actual sistema de cobertura en la asistencialidad farmacéutica en España tiene su origen en el Decreto de 24 de Enero de 1941, que implantó el modelo limitativo regulando el establecimiento de farmacias en función del número de habitantes y de la distancia entre oficinas, eliminando así el principio de libre concurrencia que imperó durante todo el siglo XIX.

La justificación de esta medida no es otra que la de garantizar un abastecimiento de medicamentos seguros y de calidad a toda la población, al mismo tiempo que facilita su acceso, corrigiendo así el problema recurrente del siglo anterior, en el que las oficinas de farmacia se concentraban en núcleos urbanos con gran masa de población en detrimento de las zonas menos pobladas y de las localizaciones de zonas rurales. Esta justificación ha imperado durante toda la democracia por medio de la Ley General de Sanidad, Ley del Medicamento y sus posteriores modificaciones y desarrollos en las distintas CCAA. Al mismo tiempo está en concordancia con el artículo 52 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

 El modelo español y el mundo rural

El sistema relativo a los módulos de población está soportando el gran problema de despoblación que desde hace años está viviendo nuestro país, al actuar la Oficina de Farmacia y su Farmacéutico Titular, no solo como el reservorio de la custodia, dispensación y conservación de medicamentos, sino como establecimientos sanitarios del sistema nacional de salud con sujeción a los dictados de la planificación sanitaria, actuando en muchas ocasiones como centros de atención primaria ante la falta de asistencia médica inmediata en ciertas zonas rurales.

Nuestra propia Constitución reconoce una serie de derechos fundamentales, y asume principios rectores de la política social y económica cuya compatibilidad con los principios del liberalismo económico están ajustado a derecho al reconocer la libertad de empresa sanitaria y el libre ejercicio profesional en la gestión de las misma con capital privado. Permitiendo así que el modelo de Oficina de Farmacia Español sea un referente internacional en el servicio prestado a usuarios y pacientes y evitando que grandes multinacionales controlen un sistema bajo parámetros economicistas y de rentabilidad por encima de los asistenciales.

Este sistema mixto que entiende la Oficina de Farmacia como un centro sanitario de utilidad pública gestionado por un titulado farmacéutico mediante capital e inversión privada, conlleva por un lado potenciar las actividades asistenciales orientadas fundamentalmente al paciente que consume medicamentos, y por otro, conseguir la rentabilidad y estabilidad empresarial en el ejercicio de su trabajo como profesional sanitario.

Para fundamentar las bases de este modelo de ejercicio profesional se presentan las siguientes definiciones propuesta por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid y aceptada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

 “ATENCIÓN FARMACÉUTICA es la participación activa del farmacéutico para la asistencia al paciente en la dispensación y seguimiento de un tratamiento farmacoterapéutico, cooperando así con el médico y otros profesionales sanitarios a fin de conseguir resultados que mejoren la calidad de vida del paciente. También conlleva la implicación del farmacéutico en actividades que proporcionen buena salud y prevengan las enfermedades”.

Dentro de la ATENCIÓN FARMACÉUTICA se distinguen actividades que podrían agruparse en el ámbito de la CLÍNICA por estar orientadas a la asistencia al sujeto en el manejo de los medicamentos antes que al medicamento en sí. Son actuaciones como: la indicación de medicamentos que no requieren prescripción médica, prevención de la enfermedad, educación sanitaria, farmacovigilancia, seguimiento farmacoterapéutico personalizado (PRM) y todas aquellas otras que se relacionan con el uso racional del medicamento.

“SEGUIMIENTO FARMACOTERAPÉUTICO PERSONALIZADO, es la práctica profesional en la que el farmacéutico se responsabiliza de las necesidades del paciente relacionadas con los medicamentos mediante la detección, prevención y resolución de problemas relacionados con la medicación (PRM), de forma continuada, sistematizada y documentada, en colaboración con el propio paciente y con los demás profesionales del sistema de salud, con el fin de alcanzar resultados concretos que mejoren la calidad de vida del paciente”.

El siglo XXI presenta un profundo cambio político en el que las definiciones arcaicas de derecha e izquierda y los posicionamientos en la teoría y en la praxis de sendas definiciones han variados circunstancialmente con el devenir de los acontecimientos históricos y las circunscripciones territoriales.

Ni la derecha ni la izquierda política han logrado equiparse de contenidos programáticos consolidados y estables, inutilizando los términos como permanentes categorías politológicas. Hoy el partido de las ideas políticas no se juega a la derecha o a la izquierda, la transversalidad posiciona en un mismo bando a definiciones políticas que históricamente estaban enfrentadas. Hoy la pelea se libra entre los defensores de la globalización, de la mundialización y de sus satélites grupos de presión económica internacionales, y los defensores de la soberanía, la cultura y la identidad de los pueblos.

Es por ello que nuestro modelo de asistencia farmacéutica no puede caer ni en el estatismo característico de los socialdemócratas bien pensantes, ni en globalismo de multinacionales que pretenden erosionar nuestra soberanía y el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas que representa las Oficinas de Farmacia en la actualidad.

 

Top