Observatorio Demográfico

Algunos datos demográficos más…

Algunos datos demográficos más…

Si multiplicamos el número medio de hijos por mujer (con tendencia a la baja desde hace siglo y medio) por la esperanza de vida (al alza desde hace siglo y medio), el resultado sería la media de años de vida humana engendrada por mujer. El desplome de este indicador desde 1976 en España ha sido tremendo, como se ve en el cuadro siguiente.

El suicidio demográfico se extiende y acelera

Colombia, en mínimos históricos de fecundidad. En 2018 habría sido inferior a 1,8 hijos por mujer, partiendo de 6,6 hacia 1960. Otra gran nación en la senda del suicidio demográfico. Eso sí, como su fecundidad media en el último siglo ha sido mucho mayor que la española, aunque tenía muchos menos habitantes que España en 1950 y antes, ahora tiene más. Colombia es ya el segundo país hispano por población, tras México.

Una buena y una mala

Una excelente noticia demográfica: cinco de las doce regiones europeas con mayor esperanza de vida en 2017 eran españolas, con Madrid en cabeza de forma destacada (fuente: Eurostat). Castilla y León, Navarra, el País Vasco y La Rioja también figuran entre las 12 primeras.
La España del futuro, cada vez más musulmana. Con datos aún provisionales, estimamos en un 9% los nacidos en 2018 en España que tenían al menos un progenitor musulmán inmigrante, en general los dos (y en un 75% de los casos, marroquíes).

Pésimos datos demográficos de 2018

6% menos nacimientos en total que en 2017, y 7% menos bebés con madre española, respecto a 2017.
-Algo menos de 370.000 nacimientos en total en 2018, y estimamos que en torno a 270.000 bebés de madres nacidas en España, un nivel propio de hace unos cuatro siglos. En 1976 nacieron 676.000 niños (casi el doble en total, y 2,5 veces en el caso de madres nacidas en España).

La incidencia de la estructuración familiar en la natalidad

La incidencia de la estructuración familiar en la natalidad es altísima. Según los datos de la Encuesta de Fecundidad 2018 del INE, en España, las mujeres casadas de 40 a 44 años, cuando ya casi ha concluido su edad fértil, tienen casi 70% más hijos de media que las no casadas, y es seis veces menos probable que una casada no tenga al menos un hijo a que una mujer no casada quede sin descendencia.

La baja natalidad y la creciente desestructuración familiar

En 1970, en los tiempos de la España de la serie «Cuéntame», menos de un español de cada 50 vivía solo. Ahora, más de uno de cada 10. Si entonces el 52% de la gente convivía con 4 o más personas en el mismo hogar, ahora ese porcentaje es de solo el 12%. El número medio de personas por hogar ha pasado de 4,9 en 1970 a 2,5 en 2017. Hay cosas en las que vivimos mejor ahora. Pero en algo tan importante como el calor humano y la compañía de familiares.. ¡ cuánto hemos perdido! (Y seguimos empeorando).

Top