Faro Rojo

La España ocupada

La España ocupada

..Ni la cuarentena sirve para nada, ni evitará un solo muerto de los que tenga que haber, ni la ruina económica y social que ya ha empezado a llegar se combate con mascarillas, lavados de mano y condones, ni nadie podrá ocultar por mucho tiempo más que éste es el primer Capítulo de la III Guerra Mundial. La que hemos empezado perdiendo…

El golpe de estado

Ha dejado de ser tiempo de grandes Epopeyas. La Larga Marcha de Mao-Tse-Tung, la Sierra Maestra de Fidel Castro o el Glorioso Alzamiento de Francisco Franco, por ejemplo, pertenecen ya a otra época histórica (no conviene olvidarse que siempre y aun hoy pueden ocurrir excepciones y anacronismos). Los grandes Golpes de Estado se dan ahora desde dentro de las Instituciones

Autobiografía de un Necio

Se dice, sin fundamento ni pesar, como casi en tobogán, que todos los relatos se reducen a una autobiografía infinita, más o menos travestida, pero falsificada eso sí. Pudiera ser. Algún a modo de autor llevaba siglos emborronando piedras, tablillas, papiros, pergaminos y papeles con una impunidad consagrada. Sabiduría profunda. Filosofía Perenne. Arcanos y Misterios. Mitos y Leyes. Lenguajes muy divinos. Gutenberg con su maldita imprenta vino a quebrar la magia para siempre.

Algunas reflexiones sobre la actual crisis del coronavirus

la enseñanza más importante de esta crisis es haber puesto en manifiesto la autentica catadura moral de los dirigentes separatistas de Cataluña. Los que ya los conocíamos ya sabíamos como eran: supremacistas, fanáticos, intolerantes, insolidarios y estúpidos. En plena crisis se han puesto en evidencia, ya nadie puede tener dudas. Desde el miserable tuit de la Ponsatí, riéndose de los fallecidos en Madrid, hasta la actitud oportunista de Torra, nos revelan como son realmente.

Democracia o pánico

La Democracia es una furtiva lágrima incompatible casi con todo. ¡Hasta incluso consigo misma! Su condición etérea de hermana mayor de la medieval Hada Melusina, la lleva con frecuencia a incurrir en sus melindres para ocultar ese estado vaporoso, inconcreto e inconsistente que la caracteriza. Puesta a no existir, aun su idea es un lamento. Y sus más deudos, cariacontecidos pertinaces, siguen siempre en llanto interminable. A más “demócrata”, más “quejoso”.

De la saeta al piropo

Desde joven cultivé -con desigual fortuna, lo admito- un arte menor que siempre entendí emparentado con el canto andaluz de la saeta y la lírica improvisada vascona. Me refiero, claro está, al piropo: ese requiebro galante dirigido a las mujeres que uno aprecia y admira.

Eutanasia: cariños que matan

Resulta enternecedor tanto empeño en proporcionarnos lo que llaman “digna” muerte (como si alguna muerte no lo fuese, en contraste con algunas vidas tenebrosas). Ese súbito cariño que inflama y enardece a quienes, gobernándonos, “representándonos” y adulterándonos hasta los extremos, previamente nos expropian honra y hacienda. Están poseídos espasmódicamente, cual espíritus malignos, por la mística del arrebato.

Legalizar la pederastia

Este extraño país nuestro, España, cateto, contradictorio y analfabeto funcional, ha emprendido un muy confuso camino: la exaltación y la condena, simultáneamente y según convenga, de cualquier conducta u opinión. Es decir, ha entrado en un estado de posgilipollez oportunista, manipuladora y totalitaria. Todo queda al arbitrario caprichito transitorio de quienes mandan por ahora.

Top