Diseccionando la Actualidad

Marruecos, capitán pirata

Marruecos, capitán pirata

Marruecos aprovecha el coronavirus para imponer su soberanía sobre aguas en que España tiene derechos territoriales. A través de su legislación interna, Marruecos ha procedido el pasado mes de marzo a definir sus aguas territoriales en 12 millas, delimitar su zona económica exclusiva en 200 millas, y extender su plataforma continental hasta 350 millas.

En busca de la política … y la emergencia del miedo

Cuando muere la política, la comunidad y la trascendencia, el horror vacui debe ser contenido con maniobras de distracción. Y, en nuestras sociedades posmodernas, la más eficaz es la preocupación constante por enfermedades y malestares. Al respecto, decía Theodor Adorno: “el terror del yo ante el abismo es desalojado gracias a la preocupación por algo que no pasa de ser un problema de artritis o de sinusitis”.

Coronavirus y geopolítica

La crisis financiera y el terremoto económico que se avecinan no serán causados totalmente por la pandemia del coronavirus. Las economías occidentales ya estaban lo suficientemente tocadas como para que se estuviese pronosticando una bancarrota. Pero esto va hacer que la crisis definitivamente estalle y a una velocidad de vértigo, como por sorpresa. Si la situación se hacía cada vez más insostenible, la pandemia hace que ya sea dramática y de ruina total.

Presente y futuro del nuevo Coronavirus en España

Es importante que la pendiente de la curva se reduzca y el pico de infección se retrase en el tiempo (actualmente situado entre el 20 de mayo y el 6 de junio de 2020), así damos la oportunidad al sistema sanitario a poder atender el mayor número de personas de una manera óptima. Esto se refleja también en la previsión del número de casos reportados activos, que disminuye de casi 2 millones y medio a unos 800.000.

El fundamentalismo democrático como ideología

En la actualidad de la nación española en crisis no se protesta ni se llevan a cabo organizaciones ni planes y programas en pos de la revolución sino a favor de la «democracia real». Los problemas de la democracia, «los déficits» de la misma, se solucionan, al parecer, con «más democracia». He aquí el síndrome del fundamentalismo democrático que funciona en nuestro tiempo a toda máquina y a la orden del día

Esquizofrenia

La situación política española se precipita imparable hacia una espiral de esquizofrenia. No es ya que las cosas, a fuer de inverosímiles, no sean lo que parecen. Es que en una inconcebible pirueta copernicana, son… ¡justamente lo que parecen!. Y ello, pese a que resulte imposible aceptar que “sean” lo que “son”, sin sumergirnos, víctimas de una sobredosis de estupor, en un estado de irreversible catalepsia.

Ciudadanos: el destino del centrismo

Ciudadanos se ha mantenido durante algunos años en la parte principal del escenario español porque enraizaba perfectamente con su presencia-referente en Cataluña. Pero tras la espantada (no encuentro otra manera más delicada de decirlo), de su líder Inés Arrimadas, inmediatamente después de ganar las elecciones de 2017, para catapultarse hacia el Congreso de los Diputados, el desenlace era previsible como una película de Martínez Soria.

La indolente paciencia o cómo se blanqueará al independentismo catalán. Javier Barraycoa

Una cosa está clara, no veremos a políticos golpistas en prisión muchos años, sea cual sea la sentencia judicial que se pronuncie. Igualmente, tampoco veremos un levantamiento general permanente en Cataluña para solidarizarse con los posiblemente condenados, sólo manifestaciones abruptas y brotes de violencia.

Top