Cambio climático: El cáncer de la tierra

desierto

Se imaginan ustedes que una persona tras ir al medico y serle diagnosticado un posible cáncer pensara; este medico exagera, ¡seguro que no es para tanto!. Sería impensable, ¿verdad?. Ante una noticia así, lo normal es que fuera a ponerse en manos de los mejores especialistas para confirmar el diagnostico en toda su magnitud e inmediatamente buscar el remedio utilizando todos los medios a su alcance. Pues el cambio climático es el cáncer, absolutamente probado y aceptado por toda la comunidad científica y por todos los organismos mundiales al mas alto nivel, que le ha sido diagnosticado a nuestro planeta en una fase mas que avanzada como veremos a continuación, y que en un alarde de insensatez y de locura colectiva medio mundo niega, así como todos los fenómenos derivados y que cada día se hacen mas evidentes, mientras que el otro medio lo reconoce haciendo una tímida pose de desaprobación, al tiempo que mira para otro lado como si la cosa no fuera con ellos aunque ya estén padeciendo los efectos en sus propias vidas.

En este mundo global donde los países han perdido la soberanía en beneficio de un establishment compuesto por una elite de poder básicamente económico, con un sistema político estándar perfectamente diseñado e impuesto en todo el mundo y mal llamado democracia, donde tan solo hay una idea monolítica que gobierna adornada por dos supuestas corrientes de pensamiento para poder disfrazarlo y que la gente piense que realmente existe dicha democracia, todas las cuestiones que afectan a la vida de las personas son tratadas de igual forma, de manera que ese establisment aborda un tema y sobre él hace una valoración basada en su propio interés y no en el bien general; ni tan siquiera en el sentido común como es el caso que nos ocupa; y saca unas conclusiones y un plan de actuación. A partir de ahí uno de los dos grupos lo lleva a cabo con unas instrucciones perfectamente estudiadas que va recibiendo, mientras el otro por una simple cuestión estética se declara en contra, aunque por supuesto sin poner nunca en peligro el objetivo. Así cuando este tema se expuso sobre la gran mesa y se estudio debidamente con los datos reales, no con los que nos dan a nosotros ya sesgados y manipulados, el reparto de papeles fue muy sencillo ya que desde hace mucho tiempo con la caída del comunismo, el fracaso de los socialismos en todas sus formas y en todo el mundo, y de todas las ideas políticas derivadas, al lado izquierdo de la mesa le asignaron una serie de temas de menor importancia y lógicamente vacíos de contenido, para poder sujetarlos dentro del poder establecido, y uno de ellos fue todo lo relacionado con el medio ambiente para poder ademas mantener a sus fuerzas armadas, ahora llamadas ONGS, ocupadas y por supuesto, debidamente subvencionadas, siendo este el único motivo por el que desde el primer momento esta corriente se apropia del cambio climático utilizándolo para su propio beneficio. Mientras el lado derecho de la mesa, cuyas ideas liberales ya habían fracasado incluso antes que las socialistas, al que se sientan los hijos predilectos del dios sobre el que se crea este sistema que no es otro que el dinero, y que por ello llevan la voz cantante de esta alianza, se oponían convenientemente teniendo ademas en cuenta que la teta que alimenta este régimen se creó con el motor energético que ha producido dicho cambio climático.

Así van pasando los años; unos con sus políticas liberales extremas donde todo vale para las grandes empresas tanto de combustibles como armamentistas o de cualquier tipo, sean destructivas de la atmósfera, del clima o de la vida humana siempre y cuando produzcan beneficios, y mientras los otros, haciendo su papelito adornado con películas, documentales y demás historias meramente decorativas pero eso si muy lucrativas, y con sus queridas ONGS en la calle ganándose la subvención nuestra de cada día ladrando y haciendo ruido pero solo eso, ruido. Aunque de repente y de manera inesperada la cosa se complica, y “El régimen” que nos gobierna controlando hasta el mas mínimo detalle de nuestras vidas, imponiendo una tiranía como jamas el mundo haya conocido y jugando con nosotros como si fuéramos ratas de laboratorio, no se da cuenta que existen fuerzas mucho mas poderosas que cualquier ser humano y que una de ellas es la naturaleza, y empiezan a ver que su plan esta fallando porque los efectos previstos se están disparando y no pueden controlarlo. Los expertos hablan de unan tercera revolución industrial a partir de los años 50 y en las décadas posteriores hasta nuestros días; yo prefiero hablar de explosión industrial, ya que a diferencia de las anteriores ésta toma una magnitud absoluta en la evolución de nuestro mundo, abarcando todos los sectores imaginables y creando muchos nuevos; y la denomino explosión porque a la vista esta que se ha producido de forma totalmente descontrolada y terriblemente destructiva para el ser humano.

Así según la Organización Mundial de la Salud y cito textualmente, “A lo largo de los últimos 50 años las actividades humanas y en particular la combustión de combustibles fósiles han liberado cantidades de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero suficientes para afectar al clima mundial. La concentración atmosférica de dióxido de carbono, gas que atrapa más calor en las capas bajas de la atmósfera, ha aumentado en más de un 30% desde los tiempos anteriores a la revolución industrial. Los consiguientes cambios del clima mundial conllevan una serie de riesgos para la salud tales como el aumento de la mortalidad por las temperaturas extremadamente elevadas o el cambio de la distribución de las enfermedades infecciosas”. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y la ONU hablan de que como fenómeno natural el efecto invernadero resulta de la absorción y reflexión por ciertos gases de la atmósfera de una parte de la radiación infrarroja de la Tierra que retiene de esa forma el calor, el planeta mantiene un nivel estable de gases lo que ha permitido la vida como la conocemos. El problema es que este fenómeno es acentuado por la liberación en la atmósfera de gases resultantes de actividades humanas como la quema de combustibles fósiles, la deforestación y ciertas actividades agrícolas; esto provoca un calentamiento acelerado del planeta. El dióxido de carbono (CO2) es el principal gas de efecto invernadero de origen antrópico (76% de las emisiones), los otros son el metano (16%), el protóxido de nitrógeno (6%) y los gases fluorados (2%); cada gas tiene una capacidad diferente para retener el calor. Las emisiones de gases de efecto invernadero GEI son más elevadas que nunca. En 2010 alcanzaron 49 gigatoneladas de CO2 equivalente. Esto se agrava porque el alza de las emisiones se acelera y entre 2000 y 2010 aumentó un 2,2% cada año, mientras que entre 1970 y 2000 aumentó solo 1,3% anualmente. Y según la NASA los modelos predicen que a medida que el mundo consume cada vez más combustibles fósiles, las concentraciones de gases de efecto invernadero continuarán aumentando y la temperatura media de la superficie de la Tierra aumentará con ellos. Según los escenarios de emisión plausibles las temperaturas promedio de la superficie podrían aumentar entre 2 °C y 6 °C para el final del siglo XXI. Parte de este calentamiento ocurrirá incluso si las futuras emisiones de gases de efecto inverna- dero se reducen porque el sistema de la Tierra aún no se ha ajustado por completo a los cambios ambientales que ya hemos realizado. El impacto del calentamiento global es mucho mayor que solo el aumento de las temperaturas, el calentamiento modifica los patrones de lluvia, amplifica la erosión costera, alarga la temporada de crecimiento en algunas regiones, derrite las capas de hielo y los glaciares, y altera los rangos de algunas enfermedades infecciosas. Algunos de estos cambios ya están ocurriendo; los modelos predicen que la Tierra se calentará entre 2 y 6 grados centígrados en el próximo siglo. Cuando el calentamiento global ha sucedido varias veces en los últimos dos millones de años el planeta ha tardado unos 5.000 años en calentarse 5 grados. La tasa de calentamiento prevista para el próximo siglo es al menos 20 veces más rápida. Esta tasa de cambio es extremadamente inusual.

Ante esta terrible perspectiva respaldada por una enorme cantidad de datos de las entidades mas prestigiosas del mundo y de la comunidad científica, y ante las evidencias que día a día se hacen notar ya de forma terrible en la vida de las personas, nuestros queridos gobiernos no han hecho absolutamente nada, siendo ademas los creadores de este desastre apoyando y protegiendo un sistema de vida basado en el consumo desaforado de la producción descontrolada de todo tipo de elementos salidos de esta locura industrial. Sería imposible adivinar los planes de esta corte de criminales a no ser que colocáramos unas cámaras que controlaran todo lo que maquinan. Por cierto es curioso: ellos si tienen cámaras por todos sitios que controlan lo que nosotros hacemos, y por eso solo podemos observar los acontecimientos para ver la siguiente jugada, y ahora resulta por lo que estamos viendo, que el escenario empieza a cambiar, y como el tema ya ha alcanzado la categoría de catástrofe empiezan a utilizar sus mejores armas antes de que a la gente se les ocurra culparles por ello. La primera es su favorita que son los medios de comunicación o lo que es lo mismo, la palabra de “dios” retransmitida a todas horas en todo del mundo siguiendo las directrices apropiadas que ademas pueden variar según las necesidades del régimen, por lo que hoy lo blanco mañana puede ser negro según convenga, pero absolutamente incuestionable ya que la mínima discrepancia constituye el mayor de los delitos y como todas las obras buenas será debidamente castigada. La segunda es de mas reciente creación y es “ ¡La culpa la tienes tu!” ; ósea ustedes, ósea todos nosotros. Esta arma ya la habían probado hace tiempo pero donde alcanza su mayor esplendor es en la reciente crisis económica donde después de sumir a todo el mundo en una catástrofe cuyas consecuencias han sido y van a seguir siendo terribles, a los golfos que nos dirigen se les ocurrió la idea genial de “La culpa la tienes tu”, haciéndonos responsables del desastre por haber gastado mas de lo que podías, haberte comprado un coche…etc, y con su cinismo habitual nos convierten en los culpables de sus delitos tratándonos como criminales, teniendo que ser los que aportemos la solución que no es otra que estrujarnos económica- mente hasta que la lengua se nos salga por la boca y el que no aguante que reviente sin mas, y debiéndoles estar agradecidos si algún día son capaces de sacarnos de ella. Así que siguiendo esta táctica vemos atónitos como los que hace solo dos minutos y desde hacia años negaban dicho cambio climático ahora lo reconocen e incluso le dan cierta importancia, pero eso si protegiéndose siempre con el escudo del “La culpa la tienes tu”, y ya empiezan a contarnos que el cambio climático se produce porque ponemos mucho la calefacción en invierno o el aire acondicionado en verano y majaderías de este calibre, y empiezan a dar sus consignas de que como “La culpa la tienes tu”, tu lo vas a pagar una vez mas, así que vas a ir a trabajar en bici o en monopatín y en invierno haces palmas para calentarte y así quizás arreglemos el problema. Desde la segunda guerra mundial y debido a las restricciones de combustible alemanes, franceses e incluso España ya habían desarrollado coches eléctricos pero en mas de 70 años nadie ha hecho nada por virar hacia ese camino, cuando ademas del desastre ambiental que ya se predecía incluso desde el punto de vista económico era absurdo someter la economía mundial a un casi monopolio de carburante, pero este es el modus operandi del régimen: es mas fácil seguir contentando a mis socios y luego decirle al personal que se ha gastado el poco dinero que tiene en un coche de gasolina, que no lo utilice porque es el culpable de la contaminación.

Dentro de este cada vez mas minoritario grupo de personas a las que aún nos interesa lo que ocurre en nuestras vidas, quizás haya alguien que no este tan asqueado por todo lo que ve a su alrededor, que todavía le queden ganas de hacer algo y lógicamente piense: ¿y que podemos hacer? Pues sinceramente muy poco o casi nada, ya que nos enfrentamos al régimen mas malvado y mejor preparado que ha conocido la humanidad pero, si me permiten, les dejaré algunas reflexiones que quizás les sirvan: A pesar de su magnitud ningún régimen puede sobrevivir si el pueblo se levanta. El cambio climático es el problema mas importante de la humanidad ya que si no tenemos un planeta habitable todo lo temas dará igual. La lucha pasa por una acción política y social, así que creen foros, asociaciones, partidos y todo lo que se les ocurra sea de la ideología que sea, pero den un paso adelante y participen en la lucha por derrocar al mal. No crean nada de lo que les diga el régimen y en la medida de lo posible, no colaboren; así que cuando tengan frío al heroico grito de !Que les den por culo!, conecten la calefacción y calienten a sus familias. No participen de las miles de chorraditas como montar en bici si tiene mas de 30 años, o cosas similares que al régimen le gusta tanto organizar para convertirlo en un estúpido ”ciudadano bien integrado y feliz “ contentándolo para que no cuestionen los problemas de verdad. Pongan en duda todo, absolutamente todo lo que vean y oigan en la televisión. Y sobre todo sean creyentes o no , ¡rezen!; por favor ¡rezen!, por que si “El que esta allí arriba” no viene a ayudarnos estamos solidaria y democráticamente jodidos.

Top