Artículos de este autor: José Vicente Pascual

enigma

El enigma de la llegada de la noche

El enigma de la llegada de la noche

Los últimos datos oficiales del Ministerio de Sanidad sobre incidencia en la población de trastornos depresivos, crisis de ansiedad y otras psicopatías graves son de 2017 y se corresponden al período 2015-16. No están muy actualizados, pero como la situación no tiende a mejorar sino más bien todo lo contrario, podemos tratarlos como válidos para ilustrar una realidad que quizás muchas personas desconozcan: España es líder europeo en consumo de antidepresivos y ansiolíticos.

esel

Reseña de “¡Es él ¡Ha vuelto!”

Sinceramente, cuando los animosos chicos de Ediciones Insólitas me propusieron leer, en pre-publicación, la novela “¡Es él! ¡Ha vuelto!”, pensé de inmediato que se trataría de una especie de réplica o diligente imitación de una fórmula de éxito: el que hace años tuvo la novela de Timur Vermes “¡Ha vuelto!”, con un argumento de sobra conocido y desarrollado en dos versiones cinematográficas de la obra, la alemana y la italiana (“Sono Tornato”).

1984

Orwell y el socialismo democrático

El próximo 25 de junio se cumplirán 110 años desde el nacimiento de George Orwell, efeméride que bastantes medios de comunicación están aprovechando para reverdecer la figura del escritor que acudió como combatiente a la guerra civil española, se alistó en las Brigadas Internacionales, militó en el Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM), y tras aquella experiencia escribió sus célebres Homenaje a Cataluña y Recuerdos de la guerra civil española. Todo lo cual queda fino y muy en onda democrática, como debe ser.

elciegodedelos

Reseña de “El ciego de Delos”

Un cataclismo sísmico —anunciado durante generaciones—, destruyó la isla de Thera, actual Santorini, y fue origen, en espectacular 3×1, del mito sobre el hundimiento de la Atlántida, las plagas de Egipto y la agonía de la cultura minoica. Siglos después, la guerra de Troya concluiría con la irrupción de los dorios en el Peloponeso, la caída de la cultura micénica y el retroceso de la civilización en el Mediterráneo, aquella Edad Oscura durante la que se perdieron la escritura, la ciencia de navegar en alta mar y el arte del forjado del bronce.

esperanza

Histerocracia y VII

Al principio de este panfleto afirmaba que existen alternativas al sucedáneo de civilización que nos llevan vendiendo, y nosotros llevamos consumiendo, desde siempre.
Alternativas. No La Alternativa. Nadie está en condiciones de prometer honestamente o proponer desde la sensatez esa Gran Alternativa que solucionará, tiempo y voluntad mediantes, los problemas fundamentales de la sociedad y nuestros propios conflictos existenciales. Si alguno lo promete, o lo propone, o siquiera sugiere trabajar con denuedo para hallar esa Alternativa Definitiva, o miente o es un perturbado.

contitucionespanola

Histerocracia VI

Sobre lo que piensen los nacionalistas al respecto no voy a argumentar nada, por mera coherencia que ellos, por cierto, no mantienen. Si su propósito es separarse de España y fundar una nación independiente, no tienen nada que decir sobre la forma en que España y los españoles organizan sus leyes y estructuras fundamentales del Estado. Lo de estar “a pájaros y huevos” es una política ya muy antigua y de sobra conocida por parte de los nacionalismos, por lo que tampoco merece la pena meterse en refutaciones ni debates.

fiestapodemos

Histerocracia (V)

Todos los teóricos, divulgadores y estudiosos coinciden en que una doctrina política, un partido, su ideario y programa, deberían reunir dos condiciones para ser en principio verosímiles:

-Haber surgido desde el mismo seno de la controversia, forjado en la contradicción de intereses estratégicos de sectores y clases sociales en liza.

-Ser útiles en momentos complicados, “especiales”, cuando las circunstancias reales son muy distintas a las existentes en el momento de su formulación.

elcirculohermetico_web

Reseña de “El círculo hermético” de Miguel Serrano

La epifanía experimentada tras la lectura de Demian, de Hermann Hesse, provocó en Miguel Serrano el deseo entusiasmado de viajar a Europa y conocer al escritor que con la seducción de su palabra y pensamiento se había convertido en referente espiritual para miles de jóvenes idealistas de la época. Con su único libro publicado como equipaje, Miguel Serrano visitó a Hesse en su reclusión voluntaria en las montañas suizas, donde, según sus propias palabras, el silencio y la quietud “le permitían escuchar la voz de Dios”

Top